Cillóniz: “Hubiéramos querido hacer más, pero no me quejo”

Cillóniz: “Hubiéramos querido hacer más, pero no me quejo”

Proveniente del ámbito empresarial, Fernando Cillóniz asumió el Gobierno Regional de Ica el 2015 con Fuerza Popular. En esta charla el funcionario ensaya un balance de su gestión, que concluye este año.


— ¿Cuál cree que es el principal logro de su gestión?
Con mi equipo planteamos gobernar en nombre del agua, la salud y la justicia. Hubiéramos querido hacer más, pero no me quejo. En agua potable y alcantarillado, por ejemplo, hemos avanzado bastante y miles de iqueños tienen hoy acceso a este servicio. Pero creo que el paso más importante se ha dado con la hermandad del agua con Huancavelica.

— ¿Ya no hay malas relaciones con Huancavelica?
Así es. El Gobierno Regional de Huancavelica y su consejo han aprobado un proyecto de afianzamiento hídrico con Ica. Este se va a plasmar con una iniciativa privada que está en Pro Inversión. Ese es un logro extraordinario.

— En su plan de gobierno, prometió ejecutar canales como Pisco – Lanchas – Villacurí, Ingahuasi o la represa de Turpococha. ¿Qué pasó con esos proyectos?
Se han mejorado. La iniciativa que la empresa Cobra ha presentado [para recuperar el acuífero de Ica] sustituye algunas de esas obras por las presas de Pariona y Suytupampa, en Huaytará y Castrovirreyna, respectivamente. Además se hará una presa en la parte alta del río Ica. Esas tres presas superan largamente los canales que teníamos en mente al inicio.

— ¿Y estos proyectos sustitutos en qué etapa están?
Están en Pro Inversión. Son proyectos que se hacen en cinco o diez años. Los trámites de una obra de 400 o 500 millones de dólares no pueden ser tan rápidos. Pero cuando nosotros entramos, no había nada, solo quejas y pleitos.

— ¿Qué se ha avanzado en salud y en educación?
En salud hemos eliminado las colas en los hospitales [nacionales] de Ica. Parece poca cosa, pero es importante. Al Hospital Regional de Ica, por ejemplo, van 17 mil personas al mes para ser atendidas en consulta externa. Ellas ahora no hacen cola, se les cita para un día y se les atiende en minutos.

— ¿A qué responde eso? ¿Fue reorganización o contrataron más personal?
No hemos pedido más presupuesto. Todo fue digitalización, tecnología y orden. Hemos sancionado a los corruptos. Detectamos que muchos médicos abandonaban la guardia. Se iban a las 9:30 a.m. y hacían esperar en vano al paciente. Hemos corregido ese vicio cruel que maltrataba a los más pobres.

— No hay colas, pero aún hay problemas de desabastecimiento de fármacos.
Bueno, yo no digo que estemos en el mejor de los mundos, pero haber eliminado las colas no es poca cosa. Los malos dirigentes quisieron irse a una huelga, pero los sancionamos y estas amonestaciones fueron ratificadas por el tribunal de Servir.

— Respecto a la educación, se prometió la construcción de un colegio mayor regional. ¿Se concretó?
Bueno, ya está adjudicada la obra. El Banco de Crédito es el contribuyente, gracias al Ministerio de Educación. En los próximos meses inicia la construcción con la empresa Cosapi. Hubo una preocupación ahí por el tema del ‘club de la construcción’, pero Cosapi tiene un contrato adjudicado y este no peligra.

— ¿Los procesos judiciales por corrupción a grandes empresas les han afectado?
En Ica no. Por esas cosas de Dios, Odebrecht no estaba metida en Ica. Algo ha impactado el hecho de que JJ Camet iba a ser contratista del Puerto de Pisco, pero han tenido que cambiarlo. En general, las empresas constructoras que operan en Ica no están manchadas con corrupción. En el resto del país, sí ha afectado y mucho.

— Su relación con el Consejo Regional de Ica es crispante. Los consejeros promovieron su suspensión el año pasado pero esta no prosperó.
Hay una relación amarga y dulce. Por un lado, el consejo regional ha aprobado todos los acuerdos trascendentes de mi gestión y por ello estoy agradecido. Sin embargo, también estoy decepcionado. La consejera [Nora] Barco me ha denunciado penalmente por corrupto y han archivado su denuncia. ¿Cómo llevarse bien con una persona que te quiere ver en la cárcel? En mis 67 años no he sido denunciado por nada. Yo creo que el consejo regional tiene mala fe y odio hacia mí.

— Señalan los consejeros que usted no participa en las reuniones de consejo.
Cuando asumí el cargo, fui a una sesión y el maltrato fue evidente. Era un circo. Pregunté si estaba obligado a ir después de eso y me dijeron que no. Perfecto para mí.

— ¿Está decepcionado de la política?
No, estoy fascinado. Estoy muy agradecido a los iqueños y a Keiko Fujimori que confió en mí pese a que no tenía experiencia política. El afán era servir a la ciudadanía. 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.