Consejero hace reveladores declaraciones sobre terrenos para planta de tratamiento

Consejero hace reveladores declaraciones sobre terrenos para planta de tratamiento

Todo habría sido un burdo teatro sobre el drama del PTAR. El consejero regional por la provincia de Puerto Inca, Jenrry Del Águila Clariana, hizo reveladoras declaraciones al señalar que la intención de la empresa alemana Gitec Consult GMBH, encargada de la elaboración del perfil técnico del proyecto de Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR Huánuco), siempre ha sido comprar un terreno para la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR), razón por la cual siempre estuvo en contra de la transferencia de los terrenos de Huachog, terrenos que no iban a tener costo alguno al proyecto de 60 millones de euros, de una importante cooperación alemana.

Como temiendo por su vida, muchas veces guardando largos silencios, el consejero dijo que desde un principio él ha podido percibir que la intención de la empresa Gitec ha sido comprar los terrenos y no aceptar terrenos gratis, como iba a ser si se transfería Huachog. “Es que mucho antes de este problema los de Gitec tenían doble discurso, por un lado mostraban preocupación pero por otro decían que en ese terreno no va porque son humedales”, reveló.


Para el consejero es sospechoso la postura que siempre ha tenido la empresa Gitec, por lo que pidió que debería investigarse por qué siempre han mostrado interés por la compra de terrenos. No solo eso, hasta el Gobierno Regional también se habría pintado para este teatro, donde el perdedor ha sido el pueblo, quien solo era un espectador de su desgracia.

El consejero manifestó –claro que siempre con un poco de temor- que no entendía por qué toda la culpa se la echaron al Consejo Regional cuando, refiere, no tenía nada que ver en el problema de la transferencia de los terrenos de los humerales de Huachog; “es más, tanto así que asesoría legal del Gorehco nos dijo que el quien tiene que ver todo esto de los humerales de Huachog es a Patrimonio, porque a ellos les pertenece”, expresó.

Lo más raro para el consejero es que después que asesoría legal del Gorehco advirtiera que quien tiene que tomar la decisión es Patrimonio, nunca más hubo informe alguno; “no nos llegó ningún tipo de informe por escrito, nada, todo fue verbal”, manifestó.

Es más, Del Águila recordó también que la postura del alcalde provincial de Huánuco, Aníbal Solórzano Ponce, era cuestionable, porque en una fecha trascendental, cuando vino el representante del Fondo de Cooperación Alemana, cuando era de importancia la presencia de Solórzano éste no estaba; “qué habría pasado no sé, primero pensé que era desidia, pero cando uno ve el comportamiento de las otras instituciones hasta del mismo Gitec, ya a uno le hace pensar muchas cosas”, sentenció.

Con cierto temor para afirmar sus acusaciones, el consejero solo decía que todos estos actos sospechosos deberían ser investigados, más cuando la intención desde un principio siempre ha sido la compra de terrenos. Claro, con un presupuesto de 60 millones de euros, cuántos se habrán animado ser actores de una obra teatral maquiavélica.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.