¿El café descafeinado es malo para la diabetes?

¿El café descafeinado es malo para la diabetes?

¿Café normal o descafeinado? ¿El café descafeinado es malo para la diabetes? Si eres diabético, tu enfoque principal debe ir dirigido a evitar alimentos y bebidas ricas en carbohidratos de rápida absorción, además de controlar la ingesta de carbohidratos completos, con el fin de controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Los antioxidantes contenidos en el café ayudan a regular la liberación de glucosa almacenada en el hígado y activan los receptores celulares de insulina, reduciendo así el riesgo de padecer hiperglicemias.

El café es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial. Con su sabor característico y único, puede satisfacer hasta al paladar más exigente.


¿Café o café descafeinado?

El consumo diario de café puede reducir el riesgo de padecer diabetes.

Café vs. Diabetes.

Según la American Diabetes Association (ADA), la mayoría de los diabéticos pueden consumir café, ya que el café regular contiene menos de 1 gramo de carbohidratos (CHO). La clave está en endulzar con stevia o edulcorantes artificiales, evitando el uso de miel, azúcar, papelón o melaza.

Investigadores de Harvard realizaron un meta-análisis de 28 estudios prospectivos de café. Resultados publicados en la revista Diabetes Care de la ADA, confirmaron que el consumo de café se asoció inversamente con el riesgo de diabetes tipo 2 y que adicionalmente es dependiente de la dosis ingerida. Cuanto más café se bebe, más bajo es el riesgo de padecer diabetes.

Con una taza de café al día, el riesgo relativo de padecer diabetes se redujo al 92%; con tres tazas al día, llegó a un 79%; y con seis tazas, el porcentaje alcanzó un 67%.

Los investigadores también llegaron a la conclusión de que no importa si el café es o no descafeinado, ya que se obtienen los mismos beneficios al consumirlo descafeinado.

Lo que parece indicar que el problema no es la cafeína que repercute en los niveles de insulina.

El café “descafeinado” puede contener de 2 a 13 miligramos de cafeína.

¿El café descafeinado es malo para la diabetes?

Un aumento en la ingesta diaria de café en más de una taza al día, disminuye el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2

La respuesta es no. Por lo antes expuesto, podemos concluir que lejos de ser malo para la diabetes, un consumo regular de café descafeinado o café regular, más bien contribuye a reducir el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2.

Adicionalmente, otro estudio de la Escuela de Harvard concluyó que un aumento en la ingesta diaria de café en más de una taza durante un período de cuatro años, traía consigo un riesgo 11% más bajo de padecer diabetes mellitus tipo 2 que aquellos que no realizaron cambios en su ingesta diaria.

Además, dicho estudio evidencia que aquellos que disminuyeron su consumo en más de una taza al día, incrementaron el riesgo de padecer diabetes en un 17%.

Beneficios de ingerir café descafeinado.

El café por su contenido de antioxidantes está relacionado a numerosos beneficios para la salud. Dentro de los que destacan:

  • Reducir el riesgo a padecer diabetes: por contener ácido clorogénico el café descafeinado puede minimizar la producción de glucosa en el hígado y adicionalmente regular los niveles sanguíneos de glucosa.
  • Combatir el envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas: por su capacidad antioxidante ayuda a combatir contra la formación de radicales libres. ¡Cuidando tu piel! Además por su contenido de polifenoles previene el deterioro mental, disminuyendo el riesgo de sufrir enfermedad de Alzheimer y Parkinson.
  • Prevenir patologías renales: por sus propiedades diuréticas ayuda a la excreción de los productos de desecho del organismo, contribuyendo a la eliminación de toxinas a traves de la orina.
  • Mejorar la función hepática: estudios atribuyen al café descafeinado un efecto protector a nivel del hígado, por su capacidad de reducir los niveles de enzimas hepáticas.
  • Disminuir el riesgo de padecer patologías cardíacas: ya que un consumo indiscriminado de cafeína puede ocasionar ataques cardíacos, palpitaciones irregulares, descontroles tensionales y accidentes cerebrovasculares. El café descafeinado, al tener un muy bajo contenido de cafeína, reduce el riesgo de complicaciones cardiovasculares inducidas por la cafeína contenida en el café regular.
Lcda. Daniela Sánchez

Fuente: Segundo Medico

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.