Hoy definen prisión preventiva de miembros de Los Cuellos Blancos

Hoy definen prisión preventiva de miembros de Los Cuellos Blancos

Por la madrugada de ayer, en su último día de plazo, la fiscal Rocío Sánchez formalizó la investigación preparatoria del caso Los Cuellos Blancos del Puerto e inmediatamente pidió la prisión preventiva por 36 meses de trece miembros de la presunta organización criminal.


Teniendo como principal evidencia las conversaciones telefónicas interceptadas legalmente, Sánchez señala a Walter Ríos, ex presidente de la Corte del Callao, como cabecilla de esta banda que habría operado en las más altas esferas del sistema de justicia. Ríos fue el primer integrante en ser recluido y cumple también una detención preventiva por 36 meses.

Según el Ministerio Público, esta organización criminal operó ubicando a gente de confianza en cargos estratégicos e incluso, en algunos casos, cobrando presuntas coimas a cambio de designar a funcionarios.

Entre los investigados se encuentran los empresarios Antonio Camayo y Mario Mendoza; José Cavassa Roncalla, ex asesor de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE); el ex asesor de Ríos, Gianfranco Paredes, así como su ex chofer Jhon Misha.

La semana pasada, Fernando Seminario Arteta, vinculado también a Walter Ríos, se entregó a la justicia. Sobre Seminario también pesaba una orden de detención preliminar.

Con estas pruebas, la fiscal imputa a los investigados los delitos de criminalidad organizada, tráfico de influencias y cohecho pasivo propio. En la audiencia de hoy (5:00 p.m.), expondrá los argumentos con los que espera convencer al juez de la necesaria detención.

El testigo

Perú21 accedió a la declaración que dio el testigo protegido TP-4-2018 el 14 de julio pasado. En ella señala a Cavassa Roncalla como “operador político” en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y compromete a tres removidos miembros de este ente: Guido Aguila, Iván Noguera y Julio Gutiérrez. Todos son protagonistas de los audios de la vergüenza.

Cavassa manejaba a su antojo y con total libertad a estos tres consejeros, a quienes les orientaba e instruía en sus decisiones (…) las decisiones importantes que asumían dentro del CNM estos tres consejeros, necesariamente, pasaban por la consulta y aprobación de José Luis Cavassa Roncalla”, se lee en el testimonio escrito.

Aguila, Noguera y Gutiérrez también están implicados en el caso de Los Cuellos Blancos del Puerto. Sin embargo, debido a su investidura, es el Congreso de la República el que debe levantar antes su inmunidad para que puedan ser procesados.

Por eso, el caso de ellos, del otro ex consejero Orlando Velásquez y del suspendido juez supremo César Hinostroza está en manos de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.