La ciudad y sus perros :

La ciudad y sus perros :

Si escuchamos decir: “La ciudad y los perros”, lo primero que pensamos es en la primera novela del escritor peruano Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010. Su obra fue publicada en octubre de 1963 y ganó el Premio de la Crítica. Claro que sí, porque los perros callejeros para la gran mayoría de la sociedad y de nuestras autoridades, probablemente sea un problema invisible, al que damos poca importancia.

 


Si solo nos fijáramos a mirar un poco más en cada esquina de la ciudad, notaríamos la necesidad de estos indefensos animalitos quienes diariamente sufren la indiferencia de los humanos. A pesar que algunos reciben las sobras de los restaurantes o de algunas personas caritativas, casi siempre se les ve buscando comida en los basureros, pero a nadie parece molestarle, a menos de que se tomen muy violentos o se apoderan de la calle.

Estos perros en esas condiciones no pueden ser llamados ‘el mejor amigo del hombre’ porque nadie es su amigo en la inmensa ciudad, tienen que buscar la manera de sobrevivir, buscan techo para salvarse de las lluvias y reciben golpes de quienes lo ven como un fastidio, pero no siempre es así.

TAMBIÉN SON USUARIOS DE QALI WARMA Sofí a es una niña de 10 años, cursa el tercer grado en la institución educativa N° 65092 Juan Valer Sandoval, en Yarinacocha. Siempre asiste a clases acompañada de su mejor amigo “Tu Nombre”; no va porque tiene que aprender o quiere estar siempre a su lado, simplemente es porque sabe que los niños le dan las sobras de la comida escolar de Qali Warma.

La familia de Sofía no tiene las condiciones económicas para alimentar bien a su perrito, y ante esta dramática situación encontró alimento en el colegio de su ama. Así como él otros merodean el lugar buscando alimento. Pero los niños sienten algo especial por la mascota de Sofía, quien a pesar de estar desnutrido y padezca de sarna, ella lo protege y lo cuida de las personas que los echan de la escuela a golpes.
Esta

Comentarios

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.